Lluvia: Purificadora del alma.

¿Que maravilla de la naturaleza es la lluvia, no?
Llueve en la madrugada, casi que amanece y el sonido de las gotas al caer es el único sonido que se oye.
La lluvia nos hace poner nostálgicos, añorar quizás algun amor lejano, los abrazos de alguien que ya no está en nuestro mundo o quizás un delicioso y caliente café.
Cada lluvia para una persona es diferente, cada persona la vive de distinta manera. Algunos les molesta, otros simplemente la ignoran y otros la disfrutamos.

El alma renace con esa frescura que deja una hermosa tormenta, sentirnos vivos cuándo nos dejamos mojar por ella cómo un niño de 5 años.
Con ella vienen sentimientos, emociones, historias, anécdotas.

Historias de amor felices, historias de amor triste. Un amor que nunca fue tal vez.
¿Quien no deseó alguna vez dormir junto a un amor en una fresca noche de lluvia?

No debemos ignorarla, viene para hacernos sentirnos vivos, mover hasta la parte más olvidada de nuestro corazón, y explotar cada parte de nuestra mente. Ojalá fuera eterna

Recuerdos infantiles

Pureza, mi infancia.
Echar de menos esos momentos de niña, dónde nada tenía un porqué ni un para qué. No cabía en mi pequeña mente ingenua la palabra problema, obligación.
Despertar en las mañanas y salir a jugar, disfrutar la calidez del sol, inocencia en su estado más puro.
De niños nos hacen creer que todo es para siempre, no nos hablan de lo difícil que es el amor, no nos hablan sobre la muerte, tampoco sobre las obligaciones en el futuro.
Creemos en una eterna vida feliz, no conocemos la palabra dolor, tristeza, desamor, decepción. Anhelamos ser mayores, pero cuándo lo somos anhelamos volver a ser esos mismos niños con ganas de vivir a pleno, sin preocupaciones.
Cierta vez me pregunté a mi misma ¿Por qué la felicidad de estar con la persona que amamos se asemeja tanto a la de cuándo éramos niños?
Porque el amor nos hace vivir, nos mueve como una hoja arrastrada por el océano, o como dicen “el amor mueve montañas”.
Porque encontrar amor correspondido, renueva las ganas de vivir el día a día con una sonrisa, porque encontramos en el beso de nuestra pareja, la tranquilidad que nos brindaba el beso de nuestra madre antes de ir a dormir.

Soledad

Las madrugadas se hicieron para pensar.
No se piensa de la misma forma, no se extraña de la misma forma.
Porque extrañar tus besos antes de dormir, duele más.
El frío en la cama, y la soledad se vuelve más amiga cómo de costumbre. Ella, la que nunca abandona, la que siempre estará a mi lado.
Ella, fiel compañia en mis tardes grises de invierno, y noches calurosas de verano.
Ella, me hace echarte de menos y logra sacarle una lágrima hasta el corazón mas duro.
Ella, la que me abraza por las noches.
Ella, mi consejera en el amor.

Re-Arranged.

But you don’t understand when I’m attempting to explain
Because you know it all and I guess things will never change,
But you might need my hand when falling in your hole.
Your disposition I’ll remember when I’m letting go of
You and me we’re through and rearranged.

Pero tu no entiendes cuando trato de explicar.
Porque lo sabes todo y supongo que las cosas nunca cambiarán
Pero tu puedes necesitar mi mano cuando caigas en tu agujero.
Tu disposición recordaré cuando te deje ir tu y yo hemos terminado.

Dulces palabras.

Él es mi felicidad, y lo confirmé cuando me dijo ” Me sentía bendecido y afortunado durante todos los días al despertarme y encontrarte durmiendo al lado mío”.
Saben? se siente lindo el amor, cuándo das y recibís de la misma manera.
Dos personas completamente distanciadas pero unidas por ese sentimiento al cuál todos le tememos.